Elegir un buen Hosting para tu Web

elegir hosting web

La mayoría  de las veces, se descuida el aspecto de elegir un hosting de calidad donde alojar nuestra web. Parece que todos los proveedores son iguales, basta con elegir el más económico o del que tengamos referencias. Esto es falta de conocimiento, por el lado del cliente, y falta de asesoramiento por parte del proveedor de servicios o del profesional que proporciona el desarrollo web y/o el hosting. Digamos que, en pocas palabras, es el aspecto principal para que nuestra web no tenga problemas de acceso y prestemos unas visitas cómodas a nuestros usuarios.

Para poder elegir un hosting de calidad, acorde con nuestras exigencias, tenemos que mirar principalmente los siguientes puntos:

Servicio de soporte

El punto más importante, puesto que tenemos que valorar si el proveedor nos presta un soporte gratuito o de pago, el medio por el que nos presta (no es lo mismo por teléfono que por chat) y sobre todo el horario de servicio (24h x 365 días lo idóneo). Normalmente los proveedores de hosting baratos ponen limitaciones al servicio de soporte. Todos ellos sufren problemas y caídas, por lo que si tenemos un buen sporte, tendremos resuelto nuestro problema a la mayor brevedad.

Localización de servidores

No es lo mismo que nuestro proveedor tenga los servidores físicos en España, que en algún rincón remoto del planeta. Lo idóneo es que los tengan en España, o en su caso, en Europa. Lo más económico es tenerlos en algún país donde los ofrezcan al menor precio, pero esto repercute directamente en nuestro rendimiento de la web, porque pueden ser servidores con poca capacidad de rendimiento o que estén en unas condiciones poco aconsejables. Otro aspecto de tener nuestro servidor de nuestra web en España, es de cara a mejorar nuestro posicionamiento SEO en los diferentes buscadores, siempre que lo orientemos a nivel nacional.

Tipo de hosting

Existen dos tipos de hosting: el Dedicado y el Compartido. El hosting más económico es el Compartido, que quiere decir, que nuestra web estará alojada en un servidor que da servicio a otras muchas webs. Si el hosting es de calidad, estas máquinas que ofrecen servicio a muchas webs diferentes funcionan correctamente porque son muy potentes. Con el Dedicado de todas formas, nos aseguramos el rendimiento para nosotros únicamente, pero por el contrario es mucho más costoso.

Almacenamiento y transferencia

Hay que tener en cuenta fundamentalmente estos dos factores, ya que siempre son los que limitan el precio del hosting ofrecido. Con tener unos valores acorde con nuestras necesidades sería suficiente. Nunca son valores ilimitados aunque los ofrezan, hay que leer la letra pequeña siempre.

Base de datos

Si necesitas o requieres un gestor de contenidos, o bien funcionalidades específicas necesitas de una base de datos para almacenar la información. Muchos de los hosting muy baratos no ofrecen una base de datos, sólo están indicados para una web estática y básica.

Dominio

El dominio es la dirección URL que elegimos con nuestro nombre correspondiente, la cual va enlazada al servidor con nuestros archivos de nuestra web. En muchos casos, va incluído en el precio del hosting o en otros, aparte del precio. No todos los precios son iguales en los proveedores, pueden variar mucho de unos a otros por lo que se recomienda tenerlo en cuenta también, en precio y en calidad y garantía del proveedor.

Estos son algunos aspectos clave a la hora de decidir un proveedor de hosting, pero la línea general a seguir es huír de los proveedores masivos que lanzan ofertas económicas con todo incluído, porque al final vamos a tener un servicio pésimo de soporte frente a cualquier problema que tengamos y nuestra web va a tardar en cargar más de lo debido, repercutiendo el bienestar de nuestros usuarios al navegar por nuestra web.